GLP y GNC combustibles Económicos

Averigua con nuestra tabla de ahorro cuanto de económicos son los coches que funciona con GLP. En esta tabla se tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

GLP y GNC combustibles Ecológicos.

¿Hoy en día hay mas gente concienciada con el cambio climático y sus efectos consecuentes, por este motivo el uso de combustibles alternativos como el Autogas/GLP y el GNC permiten reducir emisiones de Co2. .

Equipo EZ START

El EZ START está especialmente desarrollado para cubrir las necesidades de los vehículos de poca potencia y cilindrada. Con el EZ START conseguimos la máxima fiabilidad, aportando los máximos ahorros con un menor coste.

Compresores GNC

Diseñamos soluciones de suministro de GNC (gas natural comprimido) a medida para cubrir cualquier necesidad del cliente, ya sea tanto para carga lenta como rápida.

Repsol amplia las gasolineras con GLP en Cataluña y Baleares



Repsol ha abierto dos nuevos puntos de suministro de autogas/GLP en Cataluña, concretamente en los municipios de Viladecans y Reus.
Con estos ya son 35 los puntos de suministro de Repsol en Cataluña y 8 en Baleares, a los que se sumarán en un corto período de tiempo nuevas aperturas en Barcelona, Martorell, Badalona, Mataró, Barberà del Vallès, Molins de Rei, Santa Perpetúa de la Movida, Playa d’Aro, Maó y Ciudadela.
Los datos y ubicación exacta de los nuevos puntos de suministro son los siguientes:
ES REPSOL VILADECANS (ES 33.274) – VILADECANS – Baix Llobregat, Barcelona. Coordenadas: 41.274839 – 2.048146
ES REPSOL SAN BERNAT (ES 96.136) – REUS – Baix Camp, Tarragona. Coordenadas: 41.144422 – 1.105601
Para ver la ubicación de los 43 puntos de suministro de Cataluña y Baleares, accede a este mapa.

Fuente: Gasmocion.

El gasóleo se encarece un 0,3% tras cinco semanas a la baja



El precio del litro de gasóleo ha subido un 0,3% en la última semana, con lo que rompe una secuencia de cinco semanas consecutivas a la baja, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).
Tras esta subida, el litro de gasóleo cuesta 1,35 euros y se mantiene por debajo del umbral de los 1,4 euros. Este combustible cuesta en la actualidad un 6,5% menos que su máximo histórico de 1,444 euros alcanzado en agosto, pero un 1% más que a comienzos de año y un 3,1% más que en la misma semana del año pasado.
Por su parte, el litro de gasolina se ha encarecido un 0,2% en la última semana, hasta 1,374 euros, con lo que suma quince días al alza y consolida un cambio de tendencia, después de haber encadenado desde comienzos de octubre cuatro semanas consecutivas de bajadas.
La gasolina cuesta en la actualidad un 11,3% menos que el máximo histórico de 1,522 euros marcado a finales de agosto y se consolida por debajo de los 1,4 euros, si bien se sitúa un 1% por encima del nivel de enero y un 3% por encima del precio de finales de noviembre de 2011.
Tras las nuevas subidas, los precios de la gasolina y del gasóleo siguen en niveles parecidos, apenas separados en 2,4 céntimos, una circunstancia que no se daba desde comienzos de año.
En el entorno actual, un automovilista deberá dedicar 75,5 euros al llenado de un depósito medio de 55 litros de gasolina, así como 74,2 euros en el caso del depósito de diésel.
El encarecimiento de los combustibles coincide con bajadas en el precio internacional del crudo, lo que reducirá la presión sobre los precios finales en los próximos días.
El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, se sitúa en la actualidad en 109 dólares, dos dólares menos que hace una semana, mientras que el Texas ‘sweet light’ americano cotiza a 86 dólares, 1,5 dólares menos que hace una semana.
Los precios de los carburantes siguen costando en Españamenos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,598 euros, y a los 1,618 euros en el caso de la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,490 euros de media de la UE de los 27, y a 1,468 euros en la zona euro.
MÁS CARO ANTES DE IMPUESTOS.
Este menor precio responde entre otros motivos a que la fiscalidad en España es más baja. De hecho, antes de impuestos, los precios en el país son superiores a la media comunitaria y se sitúan en el caso de la gasolina y del gasóleo en 0,699 y 0,767 euros, respectivamente, frente a los 0,708 y 0,770 euros de media en la zona euro.
No obstante, la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP) advierte de que este análisis comparativo debe realizarse con cautela, ya que los criterios de medición de precios en los diferentes Estados de la UE no son homogéneos.

El autogas, la alternativa del ahorro y la sostenibilidad



La industria del autogás empieza a dar pasos de gigante en nuestro país, ya que además de posicionarse como un gran aliado para combatir la crisis, por permitir un ahorro medio de entre el 20% y el 40% en el gasto con respecto a los combustibles tradicionales, goza de importantes beneficios medioambientales, gracias a sus bajas emisiones de CO2, de partículas NOx, así como a su nula emisión de hollín, uno de los principales causantes del calentamiento global. Además, es un combustible amable con nuestros coches, ya que no contiene azufre, lo que se traduce en importantes ventajas mecánicas.
A este conjunto de cualidades, me gustaría añadir otra que considero fundamental: su disponibilidad inmediata. Frente a otras alternativas de futuro, que necesitarán todavía muchos avances desde el punto de vista tecnológico y muchos años para su implantación real y efectiva, el autogás es un combustible totalmente experimentado y que se está utilizando con pleno éxito. Cada día que pasa es muy importante, porque la implantación de autogás en el 10% del mercado de carburantes para vehículos -hoy en día cubre el 2%- podría evitar la emisión a la atmósfera de 350 millones de toneladas de CO2 y supondría un ahorro de más de 20.000 millones de euros relacionados con los daños a la salud humana y el medio ambiente. En un momento en que se necesitan soluciones de transporte alternativas, eficientes, económicas e inmediatas, el autogás es una gran oportunidad que debe ser aprovechada por todos.
Es precisamente por sus virtudes medioambientales y económicas por lo que la Comisión Europea ha reconocido al autogás como un "carburante alternativo de diversificación" y considera que este podría llegar a cubrir el 5% del mercado en 2020. Gracias a este reconocimiento, actualmente el autogás ha sido catalogado por el Plan Nacional de la Calidad del Aire con la etiqueta 4+, la máxima calificación en movilidad sostenible y eficiencia energética. Ciudades como Madrid, Barcelona, La Coruña, Palencia o Cuenca, entre otras, ya están aplicando el plan, con ayudas como la reducción de impuestos o del importe del peaje de autopistas. Hay que tener en cuenta que el autogás es el combustible alternativo más utilizado en el mundo, en donde ya mueve 21 millones de vehículos, 8 millones en Europa, y las perspectivas de reservas y suministro son lo bastante sólidas para adaptarse a un aumento rápido y continuo. De hecho, se llega a hablar de que las reservas han aumentado 10 veces, gracias al descubrimiento del shale gas. Se prevé así un excedente de materia prima en el medio y largo plazo, que garantiza el suministro y, por lo tanto, la estabilidad en los precios. En nuestro país existen cerca de 10.000 vehículos. ¿Qué podemos hacer para que esta cantidad se incremente? En mi opinión, el mayor desarrollo del autogás en España depende de cuatro factores fundamentales: el mantenimiento de un marco regulatorio favorable, el desarrollo de la red de puntos de abastecimiento, el incremento de la oferta de vehículos y, por último, un mayor conocimiento del autogás por parte de los consumidores.
Muchos de estos aspectos empiezan a desarrollarse de forma notable. Por ejemplo, se está experimentando un ritmo de crecimiento de 300 vehículos de autogás al mes. De hecho, de los 7.000 taxis que se renuevan al año, el 15% son de autogás. Asimismo, se observa una apuesta decidida por parte de los operadores, que llevará a que en el 2015 se hayan multiplicado por ocho los puntos de suministro existentes en la actualidad en nuestro país. Por su parte, el Gobierno ha comenzado a dar muestras de apoyo a este carburante, como lo demuestra la reciente aprobación del plan PIVE, en el que se incluyen ayudas de 2.000 euros a la adquisición de coches propulsados por autogás, o las ayudas fiscales que colaboran al mantenimiento de un bajo coste en relación a los combustibles tradicionales. En definitiva, creo que el desarrollo de esta industria empieza a ser muy importante, y los distintos actores del sector han iniciado el camino para extraer todo el potencial que tiene.
Pero este apoyo debe hacerse más patente por parte de la Administración. Es necesario que los organismos oficiales valoren objetivamente las cualidades de ahorro y medioambientales del autogás, impulsen su uso y agilicen los procesos -hoy en día la concesión de licencias, por ejemplo, es un trámite demasiado lento-. Así lo han hecho los Gobiernos de países como Alemania, Francia e Italia, mercados en donde su desarrollo está siendo todo un éxito.
José Luis Blanco es Director General de la Asociación Española de Operadores de Gas Licuado de Petróleo (AOGLP)

Fuente: Cinco Días

Combustibles verdes también en el Taxi



Hoy en día existe un gran abanico de combustibles alternativos que no sólo permiten ser más cuidadosos y comprometidos con el medioambiente, sino que también ofrecen un importante ahorro para los bolsillos. Este aspecto, muy valorado dada la difícil situación económica en la que estamos inmersos, está favoreciendo que los conductores profesionales sigan atentamente los progresos en este ámbito y cada vez se animen más a adquirir vehículos movidos por energías menos contaminantes.
Los profesionales se decantan por estos combustibles alternativos, respetuosos con el medioambiente, que no emiten partículas contaminantes y reducen la contaminación acústica en las grandes ciudades. Pero que, además, les supone un gran ahorro con respecto a los combustibles tradicionales.
Según datos de Repsol, el sector del taxi se ha convertido en los últimos tres años en el colectivo profesional que usa más Gas Licuado del Petróleo, GLP, en España con un total de 3.000 vehículos, representando el 4% de un total de 70.000 vehículos que prestan este servicio. Suponen, dentro de todo el mercado automovilístico nacional el 30%.
Además, de acuerdo a la Corporación de Reservas Estratégicas (CORES) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo,  la aceptación del GLP por parte del taxi es uno de los factores que más están influyendo en el aumento de su demanda del GLP de automoción, creciendo entre enero y junio un 13% respecto al mismo periodo del año pasado.
Otro de los carburantes que han terminado por introducirse en el sector del taxi es el Gas Natural Vehicular, GNV, un combustible automotor sustituto de la gasolina en motores de combustión interna de encendido por chispa y en forma parcial del diesel en aquellos motores de encendido por compresión.

¿Que tipo de coche puede ser transformado a GLP ?



Todos los turismos a gasolina, matriculados el 1 de enero de 2001 en adelante, cumplen la normativa de emisiones Euro 3. Por lo tanto, todo coche de gasolina matriculado por primera vez a partir de esa fecha, puede ser adaptado a GLP. Por lo visto es sin necesidad de tener una homologación R-115 para un modelo y motor concretos.

Asimismo, también podrían ser convertidos los modelos que ya cumplían Euro 3 con anterioridad a 2001.

Hasta la fecha, tras un desastroso cambio legislativo de 2009, solo se podían instalar equipos de gas en coches con una homologación R-115. Dicha homologación es costosa, requiere varias unidades de cada coche/motor y se realizaba para cada instalación por parte de un fabricante. Antes bastaba un proyecto técnico hecho por un ingeniero.

Eso dejaba fuera a casi toda la gama de turismos, impidiendo la aparición en las calles de más coches que consuman GLP, retrasando la implantación de este combustible ecológico y económico.Eliminado este gran obstáculo, se abren las puertas a la conversión para una parte muy significativa del parque español.

En Europa, donde suelen ir más adelantados, el GLP es el combustible de automoción alternativo más usado. Polonia está a la cabeza, y a nivel global, Corea del Sur. Una de las ventajas del GLP es que tiene congelados los impuestos hasta 2023, y atravesando Europa de punta a punta, los precios apenas varían según país. Igualito que gasolina y gasóleo.

Sin embargo, todavía está obstaculizada la conversión para muchos turismos anteriores a 2001, que no cumplen la normativa Euro 3. Esto nos lleva al absurdo de que no se permiten adaptaciones para coches que “contaminan”, pero que si siguen usando gasolina contaminan más. La conversión de un coche usado puede recibir 450 euros de subvención a través del IDAE.

Tabla de ahorro de vehículos con GLP



¿Cuánto puedo ahorrar con la transformación de mi vehículo a GLP (autogas)? Averígualo con nuestra tabla de ahorro, que tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.
Para su elaboración se han empleado los precios actuales (a día 22 de noviembre) de la gasolina y el GLP, que son aproximadamente 1,40 €/litro y 0,72 €/litro respectivamente. Cabe destacar que estos valores pueden variar ligeramente según la localidad o la estación de servicio.
El resultado se expresa en euros ahorrados anualmente y se trata de una estimación ya que, dependiendo del vehículo y sus condiciones, la variación de consumo de gasolina a GLP puede diferir, aunque nunca de una forma muy significativa.

Fuente: Gasmocion.

Detalles de la instalación de un Kit de GLP


En una conversión a GLP, se añade un circuito adicional de combustible para que el coche, de gasolina, pueda emplear un combustible o el otro según convenga. Normalmente, claro, nos interesará usar el GLP porque es mucho más barato, pero la posibilidad de usar gasolina permanece.

Esquema del circuito de gas



El reductor-vaporizador


Reductor-vaporizador

En el depósito, más o menos como en una bombona de butano, el gas se almacena a presión y en estado líquido. Por eso se llama gas licuado del petróleo. Los coches de gasolina inyectan a la cámara de combustión una mezcla de gasolina vaporizada y aire a presión ambiental. El gas licuado, tal como sale del depósito, no se puede vaporizar en los inyectores de la misma forma que la gasolina, así que hace falta adaptar la presión del gas que viene del depósito a la del exterior, y vaporizar la mezcla. De eso se ocupa el reductor-vaporizador. 

Además, el reductor incorpora una electroválvula de corte que cierra el circuito de gas cuando se para el motor y cuando se selecciona manualmente pasar a consumo de gasolina.

Inyectores

Como el GLP no se comporta de la misma manera que la gasolina, es necesario añadir inyectores para el GLP al motor. Los inyectores de GLP conviven con los de gasolina; se activan unos u otros según el combustible que se quiera utilizar.

Inyectores de GLP

Centralita

Igual que cuando se consume gasolina, la centralita de GLP se encarga de recoger datos de los sensores de presión y temperatura del gas, y del estado del motor, y determina la mezcla y los tiempos en que ha de inyectarse a la cámara de combustión. La centralita de fábrica convive con la que se instala para gestionar el GLP, no se sustituye.


Centralita


Elementos de control y transporte

Para que el GLP llegue hasta el motor desde el depósito, hace falta instalar una tubería que lo transporte. Y como el vehículo puede funcionar con gasolina o con GLP, se incorpora un conmutadoren el salpicadero para seleccionar el combustible.

Conmutador en el salpicadero

El depósito adicional de gas
El depósito de gas suele ser toroidal (con forma de anillo, como una rueda) y se coloca en sustitución de la rueda de repuesto. Si hubiera un pinchazo, se puede emplear un kit antipinchazos para seguir circulando, y a cambio se mantiene la capacidad del maletero.

Depósito dentro del maletero, en sustitución de la rueda de repuesto

Para los coches que llevan la rueda en el exterior, se puede instalar el mismo tipo de depósito, también en sustitución de la rueda.
Depósito en los bajos, en sustitución de la rueda


Para los casos en que no existe hueco para la rueda, o si interesa tener mayor autonomía, se instalan depósitos cilíndricos. Se pierde algo de espacio en el maletero, pero se gana autonomía porque su capacidad es mayor.
Depósito cilíndrico en el maletero


La toma de llenado de gas
Normalmente se instala una toma de llenado al lado de la toma de gasolina ya existente. Cuando es posible, se coloca dentro de la tapa de llenado, y en ese caso no hay diferencias externas con los vehículos a gasolina.



Acuerdo entre la Federación Balear y Repsol para incentivar el uso del autogas




REPSOL y la federación empresarial balear de transporteS incentivan el aUTOGAS en 2.000 EMPRESAS DE las islas
Palma, 8/11/12
  • El Director Territorial de GLP de Repsol en Cataluña y Baleares, Joaquín Garrote Villar, y el presidente de la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT), Miguel Florit Morro, han firmado hoy un acuerdo para promover el uso del AutoGas entre las 2.000 empresas integradas en esta asociación empresarial, que suman un parque de unos 10.000 vehículos.
  • El acuerdo contempla condiciones comerciales preferentes para las empresas de la FEBT que incorporen a su actividad vehículos que usan AutoGas, el carburante alternativo más utilizado del mundo.
  • Los incentivos contemplados en el acuerdo aumentan el atractivo económico de este combustible alternativo, que representa un ahorro medio en coste por kilómetro respecto a los combustibles convencionales de un 20%, y que además está incluido en las ayudas del Plan PIVE.
  • Repsol dispone de más de 100 puntos de suministro de AutoGas en su red de estaciones de servicio. El plan de expansión la compañía energética para este carburante alternativo contempla la apertura de 100 nuevos puntos al año hasta 2015.
  • En Baleares, Repsol cuenta con 8 puntos públicos de suministro de AutoGas, con los que da servicio a un parque de unos 200 vehículos que usan este combustible alternativo en las islas.
Repsol y la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) han firmado hoy un acuerdo para promover el uso de AutoGas entre las 2.000 empresas que integran esta organización empresarial.
El acuerdo, firmado por el Director Territorial de GLP de Repsol en Cataluña y Baleares, Joaquín Garrote Villar, y el presidente de la FEBT, Miguel Florit Morro, incluye condiciones comerciales preferentes para la incorporación de vehículos que usan AutoGas, en las flotas de empresas y profesionales del transporte integrados en la federación empresarial, que suman un parque de unos 10.000 vehículos.
El AutoGas o GLP de automoción es el combustible alternativo más utilizado del mundo, con más de 8 millones de usuarios en Europa. Con sus mínimas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno, y con sus bajas emisiones de CO2, este combustible alternativo contribuye a mejorar la calidad del aire urbano, y a minimizar el efecto invernadero.
Entre las ayudas acordadas por Repsol y la FEBT para sus empresas, profesionales asociados y trabajadores, figuran incentivos en el suministro de AutoGas, tanto en la red de estaciones de servicio de Repsol en Baleares, como en los surtidores particulares o ‘skids’ de GLP para automoción que ya tengan o decidan instalar empresas con flotas de vehículos.
Estas bonificaciones aumentan el atractivo económico del AutoGas, que ofrece un ahorro medio en coste por kilómetro del 20% respecto a los combustibles convencionales.
FEBT promoverá el AutoGas
Con el objetivo de impulsar el uso de AutoGas, la Federación Empresarial Balear de Transportes realizará acciones informativas entre sus empresas para difundir las ventajas y oportunidades de este combustible alternativo, y promoverá entre los fabricantes de vehículos ofertas para sus asociados de modelos que usan GLP de automoción.
En la actualidad, los principales fabricantes de automóviles ofrecen modelos ‘bifuel’ (AutoGas y gasolina) en el mercado español, y el Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE) incluye a los vehículos AutoGas en su programa de ayudas de hasta 2.000 euros, que aportan el Estado y los fabricantes e importadores. Estas ayudas son compatibles con los incentivos de Repsol.
La FEBT agrupa a 15 asociaciones de distintos sectores empresariales, como los del taxi, transporte discrecional y regular de viajeros, ambulancias, alquiler de vehículos, transporte de mercancías o empresas de asistencia en carretera, entre otros.
En Baleares hay ocho puntos de suministro público de AutoGas, a los que se sumarán próximamente dos más en Ciudadela y Mahón.
Actualmente en España circulan más de 10.000 vehículos que utilizan AutoGas, de los que en Baleares hay unos 200. Repsol dispone en la actualidad de más de 100 puntos de suministro de este combustible alternativo en su red de estaciones. El plan de expansión de AutoGas de esta compañía contempla la apertura de 100 nuevos puntos al año hasta 2015.

Fuente: UNALT

El polvorín de las gasolinas


Los precios de los carburantes suben y suben y es algo que ocurre desde hace muchos años. Los impuestos son una parte importante del precio, en torno al 50% en el caso de España pero es que en la mayoría de los países europeos supone un porcentaje aún mayor. En el caso de España la polémica es que tenemos unos impuestos de los más bajos del Unión Europea en lo que se refiere a carburantes, y sin embargo el precio final está cada vez más próximo al de los otros países. Y todo porque el precio de los combustibles sin impuestos es uno de los más caros de Europa. 

Hace un mes el Gobierno se llevó las manos a la cabeza al comprobar lo que suponía el fuerte crecimiento del precio de los carburantes en el IPC y puso a trabajar a la comisión Nacional de la Competencia y a la de Energía para buscar las razones. Y el resultado de estos trabajos fueron unos informes demoledores hacia el sector de la distribución de productos petrolíferos en España. El de la CNC apuntaba que los márgenes de beneficio de los operadores se incrementaron un 20 % entre 2007 y 2010, tanto en gasóleo como en gasolina, lo que de alguna forma venía a confirmar las acusaciones lanzadas desde el Gobierno sobre el encarecimiento injustificado de los carburantes. Por su parte, el director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Álvaro Mazarrasa, defendió posteriormente que algunas fuentes habían intentado “confundir a la opinión pública” al afirmar que las petroleras españolas tienen mayores márgenes de beneficio que las europeas. Mazarrasa ha asegurado que “ni el Gobierno ni ninguno de los organismos que han estudiado el sector conocen exactamente el margen de las petroleras en la Unión Europea”. Es sin duda un tema de muy difícil análisis, y desde luego yo no tengo todos los datos en la mano para poder decir quién tiene razón y quién no la tiene. Pero una cosa está clara y es que los usuarios pagan cada día más caro el combustible. Y lo hacen por la incompetencia en alguno de los pasos por los que pasan los carburantes, desde la compra del petróleo pasando por el refinado y el transporte hasta las estaciones de servicio. 

El precio al que España paga el petróleo debería ser el mismo al que lo paga Francia o Alemania, y si no es así es porque los responsables de estas compras no hacen bien su trabajo. El coste de refinado del petróleo para obtener los productos finales debería estar en la misma línea que en el resto de países de la Unión Europea. Alguna de nuestras refinerías está obsoleta y tiene unos costes de producción muy elevados, pero es algo que habrá que solucionar de una forma u otra de cara al futuro. Con los costes de transporte hasta las estaciones de servicio ocurre lo mismo. 

Si el precio del gasóleo que lleva el camión en su depósito para desplazarse es más barato que en Francia o Alemania, si los sueldos de los camioneros son menores, y si además no se paga un impuesto por uso de las carreteras, al menos de momento, la pregunta es ¿Cuál es la razón por la que el transporte también cuesta más en España que en Europa? Cuando Competencia ha acusado a las petroleras de incrementar sus beneficios un 20% en los últimos cinco años, está claro que algo raro está pasando en el mundo de los carburantes y es un sector estratégico. 

Y hay que buscar una solución porque lo que no tiene sentido es que los españoles pierdan cada vez más poder adquisitivo, paguen cada día más caros los servicios y los productos de primera necesidad, y lo mismo ocurre con los impuestos, mientras que los sueldos bajan y bajan. La competitividad es la clave para que España pueda salir adelante con el panorama que tiene ante sí y ésta debe llegar de todos los campos de actividad. 

Fuente: elconfidencial.com 
Fuente (img): autofacil.es

Autogas ahorro seguro



Pagará por kilómetro hasta un 30% menos, el motor será más silencioso y contaminará mucho menos. Se trata del autogas, más conocido como GLP (Gas Licuado del Petróleo).

 Este combustible es un viejo conocido de taxistas y profesionales, pero con la subida de los combustibles y los gravámenes a los coches más contaminantes, se ha convertido en una alternativa rentable. La transformación del vehículo a autogas se puede realizar en cualquier coche de gasolina matriculado después de 2001 o que cumpla con la normativa Euro II o posterior. En los vehículos diésel, no es posible de momento. El coste de la adaptación está en torno a los 2.000 euros más IVA, e incluye la homologación por una ITV. 

 La operación es la siguiente: en el hueco de la rueda de repuesto se instala un depósito que, según versiones, cubica en torno a los 60 litros. La rueda se sustituye por un kit antipinchazos. El tubo de llenado llega hasta la boca original del vehículo y se instala al lado de esta, mientras otro tubo se encarga de llevar el gas al motor. Una centralita electrónica se encarga de controlar el proceso de alimentación y de pasar de gas a gasolina sin que nos demos cuenta, ya que el coche conserva su depósito de gasolina y puede moverse con ella cuando se acaba el gas o cuando el conductor decida a través de un interruptor en el salpicadero. Contabilizando las capacidades de ambos depósitos la autonomía puede pasar fácilmente de los 1.000 kilómetros.

 Además estos vehículos se benefician del Plan PIVE, con 2.000 euros de ayuda a la compra.