GLP y GNC combustibles Económicos

Averigua con nuestra tabla de ahorro cuanto de económicos son los coches que funciona con GLP. En esta tabla se tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

GLP y GNC combustibles Ecológicos.

¿Hoy en día hay mas gente concienciada con el cambio climático y sus efectos consecuentes, por este motivo el uso de combustibles alternativos como el Autogas/GLP y el GNC permiten reducir emisiones de Co2. .

Equipo EZ START

El EZ START está especialmente desarrollado para cubrir las necesidades de los vehículos de poca potencia y cilindrada. Con el EZ START conseguimos la máxima fiabilidad, aportando los máximos ahorros con un menor coste.

Compresores GNC

Diseñamos soluciones de suministro de GNC (gas natural comprimido) a medida para cubrir cualquier necesidad del cliente, ya sea tanto para carga lenta como rápida.

Neumàtics Toni Gayà, otro taller instalador de la red de Gasmocion



Neumàtics Toni Gayà es otro taller que se incorpora a la red de talleres, transformadores de vehículos a Gas,  de Gasmocion, en Sant Joan,  Mallorca.



La dirección y datos del taller són los siguientes:

Neumàtics Toni Gayà
C/Francesc Oliver, 8
07240 Sant Joan
Tel: 971526010

Transformacion Toyota Verso

Otro taxi transformado a GLP en Palma de Mallorca. Cada vez son más los taxistas que se pasan al Autogas.













La transformación se ha realizado en Autotaller Hispania, taller instalador de Gasmocion, en calle General Ricardo Ortega, 18, Palma 07006, teléfono: 971460187.

Autotaller Hispania, nuevo taller instalador de Gasmocion en Palma



Autotaller Hispania es otro taller que se incorpora a la red de talleres de Gasmocion, en Palma de Mallorca.

La dirección y datos del taller són los siguientes:

Autotaller Hispania
C/General Ricardo Ortega, 18
Palma 07006
Telf: 971460187



500 Km con un Opel Meriva GLP

Desde el blog Mi Coche a GLP el autor nos da a conocer sus experiencias al volante de un Opel Meriva a GLP.


Primer viaje con el Meriva GLP


Por fin, aprovechando el puente de mayo en la Madrid, hemos podido hacer una pequeña escapada que, en lo que nos ocupa, nos ha valido para sacar algo más de información de lo que supone organizar una salida con un coche a GLP si queremos seguir quemando gas en lugar de gasolina.

Se  trataba de llegar a la costa de Murcia desde la sierra de Madrid. Aproximadamente un recorrido de 500 km desde el origen al destino, teniendo en cuenta que en el uso habitual del coche, le había estimado la autonomía en gas en unos 400 km.

También hay que tener en cuenta que la gasolinera con GLP más cercana al punto de salida está a unos 30 km por lo que no era posible partir de depósito lleno pero además, antes de salir no nos fue posible repostar por lo que tendríamos que iniciar el viaje con medio depósito.

Lo primero, como hacían nuestros padres, fue planificar el viaje el día anterior viendo dónde habría que parar a repostar de forma que se pudieran completar los 500 km más los que tuviéramos que recorrer en el destino (ya que no había tampoco gasolineras de GLP cerca) sin gastar gasolina. Hay que aclarar que lo de no gastar gasolina era más un reto que una necesidad real.

Pues bien, en el recorrido que había que hacer, encontramos tres zonas de posibles reportajes: Madrid y sus alrededores, con muchas posibilidades, Albacete (con dos gasolineras) y Murcia con una gasolinera.

El repostaje en Madrid, no suponía ningún problema, pero ya en Albacete y mucho más en Murcia, podría aparecer. El problema estaba en que el viaje de ida lo hicimos el día 1 de mayo, fiesta del trabajo. Ese día una de las gasolineras de Albacete y la única de Murcia cerraban por la tarde y nosotros saldríamos de Madrid a medio día. Con este dato, la posibilidad de cargar de gas se quedaba reducida exclusivamente a la gasolinera de Albacete que está en la autopista pero en sentido hacia Madrid y en Murcia se hacía imposible repostar.

Así, el día anterior hubo que meter las coordenadas de todas las gasolineras con GLP de la zona y llevar una chuleta con los horarios de algunas de ellas.


De esta forma, en el viaje de ida, repostamos en Madrid sin problemas y posteriormente en Albacete, para lo cual hubo que hacer un doble cambio de sentido que supuso cerca de 10 km más. Llegamos al destino con medio depósito de gas, como para hacer entre 200 y 230 km más.

A la vuelta, me entró la pereza. Ya se sabe, estás deseando llegar y no te planteas muchos complicaciones en el viaje así que llevaba 226 km de depósito y estaba a 200 km de la gasolinera de Albacete que además esta vez me pillaba de camino en el mismo sentido de mi marcha. Entonces pensé que, todo si finalmente conseguía una autonomía de un poquito más de 400 km en GLP, podríamos llegar y que si no llegaba, pues a tirar de gasolina unos pocos kilómetros. La alternativa, por muy pocos kilómetros en modo gasolina, era meternos en Murcia y repostar allí pero después tendría que volver a hacerlo en Albacete porque de Murcia a Madrid teníamos justo 400 km.


Ese fue el plan de la vuelta y el resultado es que nos quedamos en 390 km de autonomía en ese último depósito y es que, como pude ver en los consumos posteriores, creo que ese surtidor daba algo menos de presión que otros que habíamos usado ya que, después de hacer 36 km en gasolina, lo que hace entender que ya no quedaba gas, sólo entraron 33,8 l de GL cuando el record del coche lo tengo en 34,4 l. De todas formas, en otras ocasiones, cuando ha saltado en automático de modo gas a modo gasolina, después de parar el motor, a veces admite unos kilómetros más en modo gas. Lo que pasa es que para hacer eso, hay que apagar el motor y en esta ocasión no valía la pena intentarlo.


El otro motivo para quedarnos en 390 km de autonomía fue un consumo de 8,7 l/100 km en el último trayecto. Eso si, con el coche lleno a reventar y a una velocidad media real (de GPS) de 120km/h.

Finalmente, ya próximos a finalizar el viaje, repostamos una segunda vez para dejar el depósito lo más cargado posible. El consumo teórico en el último tramo resultó ser de 9,1 l /100 km. La velocidad había sido mayor y, sobre todo, creo que realmente el último surtidor, que era el que usamos habitualmente, carga algo más el depósito ya que en la operación inversa, correspondiente a la salida de Madrid y primera parada en Albacete, con un parón de hora y media de atascazo que no quiero volver a recordar, dio un consumo teórico de 7,9 l / 100 km que no hay quién se crea.

La sensación de todo esto, salvando la enorme distancia que lo separa, me recordó a cómo hay que ajustar si te mueves hoy en día con un coche eléctrico con el que además juegas si la red que supone en estos casos contar con el depósito extra de gasolina. Además con el eléctrico, un atasco como el que nos tocó sufrir a la ida, no hubiera afectado en nada en la autonomía del coche salvo ampliarla ligeramente por la baja velocidad. 

Espero que se anime cada vez más gente a usar este combustible y consigamos entre todos disponer de más puntos para repostar.

Por cierto, cómo quedó el parachoques del coche después del viaje por los mosquitos

Fuente: Mi coche a GLP

Un nuevo mercado en coches de ocasión, los coches transformados a GLP




La situación económica actual sigue haciendo mella en todos los sectores, entre ellos el automovilístico, que ha visto cómo sus ventas y sus beneficios disminuían estrepitosamente en los últimos años. La crisis y la necesidad de apostar por productos de menor coste han hecho que los coches más baratos cobren protagonismo convirtiéndose en la última apuesta de las grandes marcas del mundo del motor.

Desde marcas consideradas de bajo coste como Dacia o la india Tata, hasta firmas históricas como Renault, Citroën o Fiat, se han apuntado a la venta de vehículos a bajo precio.


Este bajo coste va acompañado de menos prestaciones, y no es extraño, si el precio es bajo, el coche lo ha de notar.

Con la liberalización del uso al conductor  particular del Autogas/GLP se abre la puerta a un nuevo mercado dentro de los vehículos de ocasión.

Una de la grandes ventajas de los kits de Autogas/GLP es que ponen en valor los coches de alta cilindrada de gasolina bajando el coste del combustible incluso por debajo del coste del diesel.

Es decir una gran berlina con Autogas/GLP , aunque gaste más que uno diesel, al ser el coste del GLP  en torno a un 40% más barato, acaba reduciendo el coste de estos vehículos en torno a un 15% con respecto al diesel y casi un 50% de su consumo a gasolina.. 

Por este motivo poner en valor coches que por el alto coste de la gasolina están totalmente devaluados en el mercado de segundamano es otro razón más para apostar decididamente por este alternativa a la gasolina que es le Autogas - GLP.

Ejemplos: 

Porsche Cayanne. Del año 2006 por 10.500 euros.




BMW Serie 3 330CI. Del año 2006 por 5.900 euros.



Chevrolet TrailBlazer LTZ .  Del año 2003 por 9.000 Euros



Saab 9-3 Cabrio. Tambien del año 2003-2004, es la ultima carrocería que Saab ha sacado de este modelo 9-3. Se vende por 8.000 euros.









Un litro de GLP casi un 50% más barato que la gasolina



Los últimos datos oficiales correspondientes a 2012 cuantificaban en 15 millones los vehículos que circulan por todo el mundo con GLP. De ellos, ocho millones transitan por Europa, y en concreto en España apenas rozan los 6.000 (en su mayoría de transporte público e industrial). Por tanto, la demanda actual de este combustible todavía es baja aunque todo indique que se reactivará con el aumento de los puntos de suministro y los nuevos lanzamientos automovilísticos. Entretanto no se produzca la popularización de esta energía, ésta siguen siendo una gran desconocida para la mayoría de los conductores.
Para empezar, el GLP es un producto derivado del petróleo obtenido, curiosamente, en el proceso de refinado para la obtención de gasolina. El desglose de su composición es de un 40% de butano y un 60% de propano. Genera una potencia de motor un 25% inferior a la que produce la gasolina pero que logra compensar y equiparar por su elevado poder calorífico.
Entre las cualidades del AutoGas, los expertos citan la ausencia de emisiones de gases de efecto invernadero. Y en este sentido también es bastante inferior la expulsión de CO2. Precisamente debido a la acción menos agresiva de los componentes químicos del GLP, el motor tendrá una vida útil mayor y se prolongará también su buen rendimiento. Julio Carballeda, delegado de Repsol AutoGas en Galicia, subraya otra “ventaja” por ser la que más adeptos debería atraer esta modalidad energética: su consumo.
Paradójicamente, los coches impulsados con AutoGas consumen más que los de gasolina aunque la diferencia se compensa por el precio de un litro de GLP: 0,77 céntimos frente a 1,41 euros que cuesta el de 95 octanos. “Y como funcionarán combinando ambas energías, te aseguras de que nunca te quedarás con los tanques vacíos”, apunta Carballeda. De hecho el coche siempre arrancará con gasolina y una vez que el motor alcance los 40 grados de temperatura pasará a consumir GLP. En caso de agotarse una de las energías, una centralita se encargará de la alternancia y el conductor solo apreciará el cambio a través de unas luces en el salpicadero.
Fuente: farodevigo.es